En el 50 Aniversario del Fallecimiento del Compañero José Fernando Penelón

Bs. As., 15-10-2004

COMPAÑEROS DE LA CASE OBRERA DESOCUPADA (llamados piqueteros) Y OCUPADA, AL CAMPO POPULAR EN SU CONJUNTO, INCLUIDO LOS ORIGINARIOS, A LOS DIRIGENTES Y REFERENTES EN GENERAL DE ESTE SECTOR MAYORITARIO DEL PUEBLO ARGENTINO, COMO PARTE DE LA GRAN PATRIA LATINOAMERICANA.

Me dirijo a ustedes con todo respeto y mi corazón palpitante de júbilo:

Hace algunos, bastantes, años atrás, pocos días después de cumplir mis jóvenes 15 años, concurrimos al cementerio con mi madre, para poner flores en la tumba de mi abuelo, estando en esa faena, se acerco un obrero muy anciano, con las manos hermosas y amorosas, por callosas y clamorosas, que tan bien pintara el compañero Carpani y, con la consideración de aquellos que se reconocen en los que Bertolt Brecht llamo "los imprescindibles", nos interrogo, si nos unía algún parentesco con quien yacía en ese lugar, ambas contestamos que sí, éramos hija y nieta, entonces, ese hombre con sus ojos y rostro surcados por mil luchas, se saco su sombrero y tendiéndonos la mano, dijo: "es un honor saludar a las descendientes del Concejal José Fernando Penelón, que desde su bancada, tanto hizo por nosotros los obreros municipales", quizá ese obrero, reflejándose en el que había hecho de su bancada una tribuna de la lucha de clases, no supo nunca cuanto marco mi vida desde ese momento y para siempre.

Como no creo en los homenajes, que conviertan el ser humano en bronce y, solo los entiendo cuando los exponemos a su rol, ante los acontecimientos históricos que le toco protagonizar y cual fue su posición en relación al sufrimiento humano, que por definición, perpetra constantemente el sistema capitalista y, son capaces de sentirlo en carne propia, cuando se comete contra cualquiera, en cualquier parte del mundo.

De ahí que ante la criminalización de la pobreza y la protesta y en reconocimiento a la clase obrera desocupada (llamada piquetera), que fue la que llevo y lleva el mayor peso, aunque no sola, en la lucha contra el neo liberalismo y sus estertores y, en ofrenda a todos sus mártires, entre ellos, Verón, Maxi, Darío, mi compañero de la Central , Martín Oso Cisneros y, a mi entrañable amigo y compañero de la UTD de Tartagal y Mosconi, Pepino Fernández, que con sus 76 causa penales, sigue adelante en la lucha, como ejemplo de la exigencia del desprocesamiento de todos los luchadores sociales y la libertad inmediata a los que se encuentran privados de libertad, transcribo a continuación el discurso que mi abuelo el Concejal José Fernando Penelón, realizara en el año 1934, exigiendo el cumplimiento de la resolución 4796, AYUDA A LOS DESOCUPADOS, (versión taquigráfica, Pág.: 1234):

"EL PROBLEMA DE LA DESOCUPACIÓN , me he cansado de decirlo en representación de la CONCENTRACIÓN OBRERA (1), es un problema inherente a la propia existencia del régimen capitalista. DESAPARECERA SOLAMENTE CUANDO DASAPAREZCA EL CAPITALISMO. No habrá otra solución que la que puede dar la organización socialista de verdad, que sean capaces de realizar los propios trabajadores."

"la asistencia social de que tanto se habla, no es ni podrá ser jamás una solución de estos problemas; puede ser hasta la hoja de parra que tenga el capitalismo, para encubrir las lacras que no son las que se señalaban aquí hace un momento, sino las verdaderas lacras que surgen de la esencia del capitalismo y que traen como consecuencia la desocupación. Esta asistencia social a la cual nos vemos obligados a veces a prestarle nuestro apoyo indirecto – no es por cierto – la que debería ser aplicada para solucionar un problema como el de la desocupación. Cuando aquí se defiende el régimen capitalista, cuando se sostiene que no hay razón para un movimiento de clase – opinión que por mi parte me he permitido controvertir en su tiempo – se demuestra Sr. Presidente, que hay interés en disfrazar la verdadera naturaleza de ese problema. Hay razón para un movimiento, netamente proletario de clase, que luche mañana contra las consecuencias de la desocupación, desde que hay razón de ser para la organización capitalista en este país. Aquí, como en todas las partes del mundo, como consecuencia lógica del régimen capitalista, surgen los que han de ser los sepultureros de este régimen, vale decir la clase trabajadora, que con el tiempo ha de enterrar a la sociedad capitalista para establecer sobre sus escombros una sociedad más justa, más humana"... "Cada día hay mayores diferencias de clase y pretender solucionar este problema social bajo el sistema capitalista es pretender cubrir el cielo con un harnero. Es lastimoso que nos veamos obligados a tener que discutir medidas de esta naturaleza y que se LAS CALIFIQUE COMO LA DEFENSA DE HOLGAZANES, de ese ente creado precisamente por el capitalismo, por esa desigualdad en la distribución de la riqueza, holgazanes que no son los de la "crema", los de la clase rica, verdaderos zánganos en la colmena social. Aquellos hombres tienen necesidad y anhelo de trabajar, pero se ven imposibilitados, desalojados por la organización social, porque su trabajo no crea toda la utilidad, toda la plusvalía que necesita el régimen capitalista para sacar un interés del capital. Pretender solucionar este problema de la desocupación no es defender al holgazán y se equivocan los que consciente o inconscientemente, defienden una organización social que crea y conduce a esa situación.

SOY PARTIDARIO DE UNA LEY MÁXIMA QUE ESTABLEZCA QUE NO TENDRÁ DERECHO A COMER AQUEL QUE NO GANE SU SUSTENTO CON SU TRABAJO Y DÉ A TODO EL MUNDO EL DERECHO DE TRABAJAR.

¿Son estas las condiciones existentes aquí Sr. Presidente?, ¿Acaso puede hablarse a consciencia de lacra social refiriéndose a los desocupados que se ven obligados a no trabajar, pese a su voluntad, a su anhelo y que tienen que morirse de hambre, no obstante toda la riqueza de un país con 3 millones de Km. cuadrados y 10 millones de habitantes, a razón de 3 hab. X Km. cuadrado?, ¿Acaso no tenemos la medida de la desigualdad, de la mala organización social, cuando con toda esa abundancia y esa riqueza, estamos frente a ese grado infame de miseria?, ¿Acaso podemos atribuir a los desocupados esa situación y contemplar ese problema sin ver que surge de las entrañas propias del régimen capitalista?. Esas cosas hay que decirlas, Sr. Presidente. Cuando el Intendente Municipal recibía del consejo una resolución por la cual se fijaba 50.000 pesos para aliviar a los desocupados – simple gota de agua en el mar, pero que podría haber traído una mejora en la situación de los mismos – cuando se proyectaba en este Cuerpo, como lo hizo la C.O ., diversas iniciativas para aliviar a los desocupados, como por ejemplo que se pusiera a su disposición casas municipales, que se les diera un subsidio como se hace en algunas municipalidades europeas, etc., cuando se contemplaba todo eso con un criterio de clase, con un criterio proletario, porque se comprendía que el problema de la desocupación no era una defensa de los holgazanes, no se hacía en sentido de ser una lacra social los desocupados, sino que la lacra social era el régimen capitalista.

Y yo quiero decir que los informes que se han dado para defender la posición del Intendente no son exactos, no es posible admitirlos. Cuando se votó la resolución se estableció de dónde habían de salir los 50.000 pesos y bastaba con un poco de buena voluntad para que esa suma hubiera ido a los desocupados y el Intendente que no es un desocupado, que gana 3.500 pesos, al frente de la Intendencia , para destruir muchas cosas y hacer su voluntad en otras, en contra de lo que dispone el Cuerpo y para malgastar en algún parque Retiro u otra obra por el estilo, cuando se trata de 50.000 pesos para los desocupados, medida que debió haber tenido inmediato cumplimiento por parte del Intendente, entonces no hay dinero, pero si lo había para pagar muchas expropiaciones a algunos señores que han recibido hasta 10 veces el valor de su propiedad.....", "después de casi 1 año tenemos que volver a insistir en lo mismo y reclamar el cumplimento de esa resolución nuestra que no se ha cumplido". La claridad y actualidad del desarrollo me exime de mayores comentarios, es la encarnadura a la que me refería en el segundo párrafo y, alimenta la condición de "imprescindible" del proletario José Fernando Penelón, ejemplos que la clase obrera de este rincón del mundo ha dado y da pródigamente. Pero además instala el tema de la distribución del ingreso en justos términos y, preanuncia, por qué llegamos a perder 100 pibes por día como consecuencia de la desnutrición, al no haber logrado, mediante un gran desprendimiento unitario, como él intentó durante toda su vida militante, una amplia convocatoria, por estos dos puntos cruciales para cambiar este poder genocida.

Su posición marxista desde su paradigma ético estético – por aquello de que lo bello es lo más próximo a la verdad absoluta -, sustentado en los presupuestos del pensamiento critico, que ponen la lucha de clase en el centro del problema metodológico concreto, permitió que junto a sus amigos Recabarren y Mariátegui, acompañados por Mella, desarrollaran la visión Latinoamérica, hoy mas necesaria que nunca, de su aplicación científica, a la vista de los aportes de la Revolución Rusa , dirigida por Lenin, al cual visito en dos ocasiones y este honro con el cargo de Coronel del Ejercito Rojo. No casualmente fue elegido Secretario General de la Internacional Comunista Sud Americana, para este tiempo ya había participado en la fundación del partido socialista internacionalista, que daría a su instancia la creación del Partido Comunista , lo cual no menguó su condición de dirigente gremial gráfico, tarea que no abandono en toda su vida, lugar desde donde fundaría 18 sindicatos. La ignorancia, las miserias política y, los problemas ideológicos concretos que crearon el abandono de la lucha de clase como base fundamental del método marxista después de la muerte de Lenin, hicieron que fuera expulsado junto a los mejores militantes del proletariado marxista de ese momento del Partido que con tanto esfuerzo había creado (-1- fundando posteriormente Concentración Obrera – C.O.) , problema hoy todavía no saldado por dicha organización y lamentablemente tan vigente como en ese momento. Y esto no lo cura ningún reconocimiento, como en 1973, que la división del movimiento obrero en 1927 era absolutamente contra revolucionario, como realmente sucedió y, denuncio vehementemente mi abuelo o, que ahora recién recuerden levantar la Cultura del Frente Democrático y Social, postura que él, venia sosteniendo desde antes del año 1924, demasiado tarde para vanas autocríticas y seudo posturas reivindicativas, solo para la foto.

Si debo reconocer aun desde posiciones antagónicas en lo político e ideológico, ya que José Fernando Penelón jamás se prendió en ninguna aventura pro imperialista como la Unidad Democrática , que fue el mismo Perón que en 1946 le ofreciera, por interpósita persona, el Ministerio de Trabajo, oferta que declino, por diferencias ideológicas concretas, lo cual no impidió que en 1954 el Sr. Borlengui, Ministro del Interior del gobierno concurriera personalmente al homenaje que sus compañeros le hicieran en el local central del partido, aunque su féretro estuviera cubierto por la bandera roja del proletariado internacional, demostrando que desde una clara posición marxista, él había vislumbrado que el 17 de octubre no fue un acontecimiento demagógico, sino fruto del reconocimiento, por su cumplimiento efectivo, de reivindicaciones del movimiento obrero argentino, las cuales venían siendo sostenidas con su lucha desde los últimos años del siglo diecinueve y, que el acto propiamente dicho fue una expresión de la clase obrera en esa etapa, independientemente del juicio de valor que mereciera en lo ideológico y político Perón. Todo esto también, lo sostengo, para que nadie piense que nuestro Che nació de un repollo y, que su visión ética de una revolución latinoamericana, no contaba con la impronta de seres humanos, que tanto en lo teórico, como poniendo el cuerpo, en todo sentido del termino, crearon y sostuvieron los elementos que permitieron identificar la continuidad del sujeto social latinoamericanista, que con alto sentido de pertenencia revolucionaria, ya habían descubierto, entre otros, Belgrano, Moreno, Castelli, San Martín y Bolívar y, ellos resignificaron desde el pensamiento científico, para sustentar la revolución socialista, todavía inconclusa, tan cara a su ideario.

Por otro lado y, acompañando lo que con sabiduría mi compañera Elena, secretaria general de AMMAR, dijera: "nuestro sindicato es el único que tiene como objetivo desaparecer", también el Concejal de Concentración Obrera, Penelón, mi entrañable abuelo, sostuvo anticipándose: "Estoy de acuerdo con lo que manifestó el Sr. Concejal Palacín, en cuanto a que la prostitución es consecuencia natural, lógica, fatal diría del propio régimen en el cual vivimos, pero eso mismo, Sr. Presidente nos induce a pensar que la desaparición de la prostitución como tal no será posible mientras continúe el régimen social actual que es el causante de la misma. El concejal Gerrico constata un hecho, en los prostíbulos se trabaja hasta 20 hs., yo, hasta sería partidario de que resolviéramos aplicar la jornada de 8 hs. en los prostíbulos, en el deseo de reducir la explotación de esas mujeres en determinada forma, cosa que sería posible hacer, desde luego Sr. Presidente, cuando voto a favor de la posición formulada por el Concejal Gerrico, no voto por el mantenimiento de la prostitución, sino que voto a favor de las prostitutas que son explotadas como consecuencia del régimen propio del capitalismo, al cual procuro en cierta medida crearle una limitación" (versión taquigráfica, Pág.: 469, año 1927). Sin comentarios y en homenaje a mi compañera de la Central , Sandra Cabrera, dirigente de AMMAR, Rosario, vilmente asesinada por la policía federal en enero de este año.

Por último, estimados compañeros, por su enorme actualidad, transcribiré una parte del articulo laudatorio, escrito en la revista ESTO ES, del 25 de octubre de 1955, a un año del fallecimiento de mi abuelo, del periodista Víctor D. Claiman, en relación a su oposición a la prorroga de las concesiones a favor de la Compañía Argentina de Electricidad (CADE), Compañía Italo Argentina de Electricidad (CIADE) y la CHADE , en el periodo 1936 del Concejo Deliberante:

"Derrotas y contratiempos no disminuyeron su constante prédica a favor de los problemas vinculados a los intereses del pueblo. En sesión memorable, al fundar la posición de su partido en el debatido asunto de la prórroga a las concesiones eléctricas, interrumpido constantemente, puso término a su discurso con estas palabras: - El pueblo, tarde o temprano sabrá encontrar el cauce para buscar las soluciones que lo beneficien y desechará a los gobernantes o a la mayoría que lleguen al gobierno con la idea de contemplar situaciones de privilegio como la que se busca con este consorcio, desechando soluciones de interés nacional. Ya llegará el momento en que el pueblo sepa decir a esos gobiernos: ustedes no sirven, hay que reemplazarlos por otros que representen de verdad los principios bien entendidos de la nacionalidad-". Compañeros, esta es nuestra tarea impostergable, rompiendo el circulo perverso, que mi abuelo denuncio tenaz y rotundamente.

Hoy antes los graves problemas que nos asechan, acechándonos, las palabras señeras de mi abuelo, ineluctables, marcan el camino que todavía debemos recorrer, en pos de la unidad. Y, como él, desde una posición claramente clasista, anticapitalista y antiimperialista, con generosidad y sin miedo a ser audaces, concretar, como dice el fundador de nuestra Central, German Abdala: "la utopía, que solo existe, si caminamos hacia ella".

UN GRAN ABRAZO A TODOS

CRA. AURORA TUMANISCHWILI

MILITANTE DE LA CENTRAL DE TRABAJADORES ARGENTINOS, CAPITAL

15-52217918

EN EL CINCUENTA ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DEL COMPAÑERO JOSÉ FERNADO PENELÓN (mi amado abuelo)

-24 de octubre de 1954/ 2004 –

INVITO AL ACTO: 25 DE OCTUBRE, A LAS 19 HRS., ANEXO CONGRESO, SALA 1 (227 – 248), PISO 2º, ENTRADA POR RIVADAVIA, IZQUIERDA.

Oradores; Dip. Nacional Héctor Polino, Ivonne Penelón (hija) y, otros a confirmar

A la memoria de Emilio Corbiëre, su biógrafo y el primero que lo rescató del intento por ocultar su inmensa figura, precisamente por aquellos que debían ser sus exégetas